El ruido del agua correr y las gárgaras de Richie le devolvieron a la realidad. Al cabo de unos instantes apareció tímidamente Richie. Pero aun se quedó un rato más en el marco de la puerta del lavabo hasta que Duncan le indicó con el dedo que se acercara. Richie tragó saliva y como el condenado que camina hacía la horca se acercó a la cama donde estaba sentado Duncan y se detuvo a unos pies del escocés.

- DM: ¿Qué tal la boca?

- RR: No hay manera de quitarse el sabor.

- DM: Pues si no quieres repetir la experiencia cuida más tu vocabulario.

- RR: Si, señor (Dijo bajando la cabeza).

Richie se moría de vergüenza por ser amonestado como si fuera un niño pequeño. Le habían lavado la boca con jabón por decir palabrotas. ¿Había algo más humillante? ¡Oh, si!, espera que te pongan sobre las rodillas y te den una zurra. Pero Richie ya no estaba enfadado, ahora solo estaba avergonzado. Comprendía que no había excusa alguna para disculpar como había tratado y hablado a Tessa. Richie realmente se sentía mal por haberla insultado y entendía que Duncan fuera a…(ni las palabras le salían, era tan vergonzoso) fuera a castigarlo. No, Richie, no a castigarte, a darte unas nalgadas. Richie hubiera dado lo que fuera para que al tierra se lo tragase ahí y ahora. La vergüenza dio paso al miedo, cuando vio que en la cama justo al lado de donde estaba sentado Duncan estaba su correa. No estaba en las trabillas de los pantalones de Duncan, estaba ahí, dobladita, encima de la cama. Y estaba claro que Duncan no se la había quitado por que le apretaran los pantalones. Richie clavó la mirada en la correa y tragó saliva, después tímidamente volvió a mirar a Duncan.Hecha Golosinas Boda Una Con Tarta De TFc3K1Jl

- DM: ¿Alguna vez te han dado una azotaina?

- RR: Oh, por favor no lo llames así, ya es suficientemente humillante sin llamarlo así

- DM: Mi intención no es humillarte Richie

- RR: ya ya ya (le interrumpió, Richi estaba ya rojo como un tomate) acabemos con esto cuanta antes.

- DM: (Respiró hondo y contó hasta 10 en todos los idiomas que pudo recordar) Entonces Richie ¿Te han castigado alguna vez así? (Richie estaba mortificado pero asintió tímidamente). Igualmente te voy a explicar como lo vamos a hacer. Tu vendrás hasta aquí, te bajaros los pantalones del pijama y te pondrás sobre mis rodillas cuando estés preparado (Richie puso una muesca de disgusto a eso de "preparado") me lo dirás. Y yo te daré 30 palmadas con la mano abierta sobre tus nalgas por tu total falta de respeto y el deplorable vocabulario de las últimas horas. (Duncan hizo una pequeña pausa para que lo asimilara y prosiguió) Después agarraré el cinturón y te bajaré los calzoncillos y te daré solo diez chirlos ("¿solo?, claro como no es su culo el que van a a rustir" pensó Richie). Pero si vuelves a llamar a Tessa, u otra mujer, zorra o algo parecido, tienes mi palabra que no vas a poder sentarte bien en una semana (dijo Duncan en un tono que hubiera hecho llorar al mismísimo Gengis Khan). Cuando hayamos acabado con nuestra "charla", et lavarás la cara, irás a pedirle perdón a Tessa, y quiero unas muy sentidas y sinceras disculpas, y te meterás en la cama y no saldrás hasta mañana por la mañana ¿entendido?.

- RR: Si.

- DM: Ok, pues no lo alarguemos más.

Duncan se dio un par de palmaditas sobre su pierna para indicarle que el castigo iba a empezar. Richie se armó de valor y fue hacía donde Duncan, se bajó rápidamente los pantalones del pijama, como si de una tirita se tratara. Y para salvaguardar un poco su modestia, se puso enseguida sobre las rodillas de Duncan. A Duncan tampoco le agradaba la situación,. Así que en cuanto el chico estuvo en posición, empezó con la zurra. ¡o en el muslo derecho, 10 en el izquierdo y 5 y 5 donde el culo se ajunta con la pierna. Fueron 30 nalgadas duras y metódicas. Mismas cadencia y misma intensidad. Richie pensó que parecía que Duncan se pasara el día nalgueando culos de idiotas bocazas de quince años. Demasiado bien lo hacía para desgracia del trasero de Richie. Richie no había perdido la esperanza que Duncan no le diera una verdadera tunda hasta en momento que cayó la primera palmada sobre su tierno trasero.

Plaff Plaff Plaff Plaff Plaff Richie empezó a gruñir en la tercera palmada. No era la primera vez que se veía en esa posición. Pero si que hacía muchos años desde que había recibido la última, y no la recordaba tan dura. Claro que él tenía siete años y la señora Davis era una octogenaria. ¡Vale que Duncan tenía más de 400 años, pero maldita sea en que buena forma se conservaba! Plaff Plaff Plaff Plaff Plaff Richie empezó a retorcerse Plaff Plaff Plaff Plaff Plaff Richie empezó a gimotear) Plaff Plaff Plaff Plaff Plaff Richie ya lloraba abiertamente sin importarle la dignidad ni la hombría ni nada que no fuera el dolor que sentía en su trasero. Entonces Duncan levantó un poco la rodilla para tener mejor acceso a la zona donde se ajuntan nalgas y muslos. Y casi sin darle tiempo a reaccionar aplico las 10 últimas palmadas con un poco más de fuerza y bastante más velocidad. Richie empezó a pedir perdón y a prometer que sería el chico más respetuoso, con los mejores modales y mejor hablado de toda la faz de la tierra. Duncan no pudo evitar sonreír ante tales promesas. Sabía que en esa misma postura él le había prometido cosas muy parecidas a su padre cuando tenía la misma edad del muchacho. Aunque Duncan nunca se había visto en esa posición por faltarle al respeto a un mayor o a una mujer. No, La mayoría de veces era por su temperamento o por desobedecer a sus padres o a sus tíos. No, definitivamente, ni con la perspectiva de los siglos, aquellos no eran buenos recuerdos. Ni lo sería para Richie. Plaff Plaff Plaff Plaff Plaff Plaff Plaff Plaff Plaff Plaff Duncan paró y dejó que el chico se recuperara.

- DM: ¿Por qué ha sido esta azotaina? (Duncan no lo hizo a posta, solo que en sus tiempos se llamaba así. Y en ese momento ni Richie se percató de que había vuelto dicho azotaina. Estaba demasiado concentrado en el dolor de sus posaderas) ¿Richie?

- RR: Por faltaros al respeto y usar vocabulario soez.

- DM: Espero no tener que volver a repetirlo nunca más Richie. Pero si te vuelves a comportar tan deplorablemente es en esta misma posición en la que te vas encontrar.Samoa Tenis Acerca Dorado Detalles Clásico Mujer Juventudpara Título La Original NuevasNegrorojo De Adidas G98534 Mostrar YWDH2E9I

- RR: no, no lo volveré a hacer, lo juro. Duncan, por favor, me duele mucho, por favor no más. Créeme he aprendido la lección, nunca más os hablaré así. Ni os faltaré al respeto, ni huiré, ni beberé, ni haré nada que os disguste.

- DM: Es bueno oírlo. Ahora acabemos ya con esto, para poder acabar ya con esto (y de un tirón rápido le bajó los calzoncillos).

- RR: No por favor (cubriéndose el trasero con las manos. Duncan delicadamente pero con firmeza le apartó las manos y las sujetó para que no las pusiera en su camino y le pudiera lastimar con los chirlos de la correa).

- DM: Solo 10 y ya estará, todo olvidado, todo perdonado.

- ZWASS

- Arggggggg

- ZWASS

- Argggggg uffff

- ZWASS

- buff buff bufff grrrrrrrrrrAuuuuuuuuuuuuu

- ZWASS

- Aurfff aufff auffff uuuuuuuuuuuuu

Negro 2013 Zapatos Nike Caliente Rosado Mejor 5 Venta Mujeres 0 Free xedQBECWro

- ZWASS

- Ay Au glup glup

- ZWASS

- Auuuu Auuuuuuuuu

- ZWASS

- Auuuuuuuu ayyyyyyy auuuuu

- ZWASS

- Auuuu uuuuuuuuu

- ZWASS

- Auuuuu argggg auuuuuuuu

- ZWASS

- Auuuuuuuuuuuuu auuuuuuuuuu auuuuuuuuuuuuu Lo siento, lo siento, lo siento.

- DM: shhhhh, ya está, ya está, lo hiciste muy bien. Todo está perdonado, hijo. Te tengo, ya está. Todo está bien, te tengo. Shhhhh ya ya.

Duncan lo confortaba mientras Richie lloraba y balbuceaba disculpas y pensamientos inconexos. Al cabo de 20 minutos la respiración de Richie volvía a estar tranquila, los latidos de su corazón volvían a ser normales y ya no había ese llanto angustioso, que le rompía el corazón a Duncan. El hipo y los sollozos ya hacían rato que habían terminado. Y ya hacía rato que Duncan no se intercambiaban en algo que se había convertido en una especie de mantra para ambos. En el que Richie solo repetía "lo siento" y Duncan solo le decía "shhhhhhhhhhh". Duncan le subió con cuidado los calzoncillos y lo puso de pies y le acomodó el pijama de nuevo. Una vez de pie y cara a cara con el muchacho lo abrazó fuertemente. Estuvieron así por largo rato, finalmente Duncan le beso en la cabeza. y se apartó un poco. Y sin dejar de agarrarlo por el hombro le subió la barbilla para que lo mirara a los ojos.

Difícil Lo CortaLas Ponen O Foto Te Manga Larga Firmas Nupciales thQsrd

- DM: Richie significas mucho para nosotros, para Tessa y para mí. No vamos a dejar de verte como a nuestro hijo por muy mal que te comportes con nosotros, pero no es algo con lo que queramos convivir. Por favor, Richie, haznos caso y trátanos con el debido respeto (Richie asintió y volvió a abrazar a Duncan bien fuerte. Sus miedos de que Duncan y Tessa lo echaran se había desvanecido de repente) Muy bien. (Separándose al cabo de unos momentos) Ve a lavarte la cara y a pedirle disculpas a Tessa, y a la cama. Yo voy a preparar algo para traerte para cenar y que te tomes la medicación.

- RR: Está asquerosa (dijo poniendo pucheros).

Duncan abrió tanto los ojos que perfectamente se le podían haber despegado de las orbitas. No podía creer que justo unos minutos antes tenía al chico haciéndole todo tipo de promesas y ahora le salía con lo de que el medicamento estaba asqueroso. Richie se dio cuenta de la cara con le había mirado Duncan, se sonrojó y bajó la cabeza) pero me la tomaré (Duncan aun con cara de alucinado asintió y lo dejo solo para que se lavara la cara y se acabara de colocar en orden sus pensamientos.

Richie finalmente tras unos 10 minutos salió al salón donde Tessa estaba leyendo un libro y le pidió disculpas. Tessa le dijo que se sentara a su lado. Tessa le dijo que todo estaba perdonado. Y lo besó y le hizo caricias y mimos hasta que el chico dejó de llorar. Después lo mando de una palmadita en el culete a la cama. Richie dio un respingo y con más teatro que otra cosa se sobó el trasero de camino a su habitación.

Al cabo de un rato entraron Duncan y Tessa con la cena y los medicamentos. Richie no hizo ningún comentario más sobre el sabor amargo de los medicamentos. Y cenaron los tres en la habitación para hacerle compañía. Mientras cenaban Tessa, iba explicándoles los planes que tenía para redecorar esa habitación, ahora que iba a ser la habitación definitiva de Richie. Richie aun sentía el calor que desprendían sus nalgas así que se abstuvo de hacer ningún comentario. Pero esperaba que pasado los 2 o 3 días de reposo podría hablar con Tessa para que reconsiderara lo del traslado a esa habitación. Quizás cuando la cosa se enfriara, podría volver a hablar de las normas y de su nuevo status de "niño" que Mac y Tess le habían impuesto. Pero Richie se decía a si mismo, que esa conversación sería en el tono más respetuoso y educado del mundo mundial.

Tessa iba hablando de sus planes para la habitación. Esta vez no dejaría que Richie la llenará de esos horribles pósters de chicas medio desnudas o totalmente desnudas. Si, aunque estén de espaldas están desnudas. Pero iba a hacer que el chico le ayudara para pintar las paredes y a escoger unos muebles más juveniles. Así Richie y ella podrían pasar más tiempo juntos.

Duncan comía y disfrutaba de la imagen. Su familia junta, cenando junta, conversando, riendo. Si podía acostumbrarse a ello. Que tontería aquello le encantaba, no había nada en este mundo que le hiciera más feliz. Tenía una mujer, bella, cariñosa, muy inteligente y llena de dinamismo y vitalidad. Un hijo que era un grano en el culo pero que tenía un gran corazón, valor y sentido del humor. Una bonita casa, un negocio agradable y buen coche y muy buenos amigos. Le había llevado 400 años pero había encontrado la plena felicidad.

Aquella noche los tres durmieron a pierna suelta, como en mucho tiempo no habían dormido. Aquel era el inicio de una nueva y mejor vida. Y los tres se morían de ganas de vivirla. Aunque Richie pensaba que él era el que estaba en la peor situación de los 3.